miércoles, 11 de septiembre de 2013

El éxito de las PyMES en Colombia, una materia en la que se raja la academia.

Hace un par de días, por recomendación de (@rannaalberta), leí un artículo titulado “el éxito de las pymes en Colombia: un estudio de casos en el sector salud”, el cual me dejó pensativo y por eso, quiero compartirles mi preocupación.

El mencionado texto, referencia datos que dejan en evidencia la mortandad en las empresas de diversos países en Suramérica, Europa y Norteamérica [1]. El caso colombiano no es el mejor y permite entender  la problemática, responsabilidad y compromiso que tienen (o deberían tener) las instituciones de educación superior en lo concerniente al éxito o fracaso de las PyMES en el país.

La ausencia de la academia dentro de este texto, es su común denominador. Un factor fundamental e influyente en el éxito o fracaso de las empresas analizadas (proveedoras de insumos para la salud), es la academia, la cual debe ser entendida no solo como el conglomerado de establecimientos de educación superior a lo largo y ancho del país, sino también como la fuente de conocimiento y acumulo de experiencias.

Por eso, pensar que muchas de las empresas son exitosas simplemente por estar ubicadas en un sector especializado, puede ser tan errado como contradictorio; porque la responsabilidad de formar empresarios exitosos en el país, es una tarea de todos los actores que influyen en la formación profesional y personal que tiene un individuo con alguna idea de negocio, sin importar su fin.

Para aterrizar un poco más el tema, pondré de presente un par de preguntas, las cuales responderé más adelante.

¿Cuántos proyectos de idea de negocio desarrolló usted durante el tiempo que pasó o lleva en la universidad?

¿Cuántas materias enfocadas al emprendimiento y ejecución de Startups vio o ha visto durante lo que lleva como estudiante?

¿Sabe usted qué es una startup [2]?

¿Tiene conocimiento de la existencia de un departamento de emprendimiento o de proyectos empresariales en su universidad?

¿Sabe que es Silicon Valley[3]?

¿Conoce o ha aplicado el método Canvas [4]?

Si, sus respuestas son negativas y/o no se siente capacitado para responder varias de las anteriores preguntas, déjeme darle la bienvenida al amplio grupo de estudiantes que no recibieron una formación basada en mentalidad empresarial; pero, no culpemos sólo a las instituciones educativas, las cuales deberían estar regidas por los estamentos de vigilancia de la educación diseñados con base en las necesidades del país, ¿acaso tenemos un nuevo caso de culpabilidad compartida y escalonada?. Culpables o no, se sigue formado personas con visión de empleado, basta con hablar con 3 personas nacidas en la generación de los Millenials [5] para darse cuenta que al menos 2 de esos 3,  no tienen el mismo plan de vida que las personas de hace una o más generaciones atrás, el cual consistía en conseguir un empleo, mantenerlo, comprar un auto luego una casa y retirarse de la compañía con una pensión adquirida.

Los modelos económicos han cambiado, las tecnologías de la comunicación y la información, también lo han hecho, incluso la forma de interactuar y relacionarnos se ha transformado; pero, la base de todo este pilar, parece estarse quedando atrás.

Culpables y problemas podemos seguir encontrando; pero, eso sería caer en una cadena sin fin; es por eso, que a continuación enumeraré algunas de las posibles soluciones que desde mi opinión ayudarían a mejorar los programas que se imparten en las universidades, crearían un ambiente más favorable para el desarrollo de las PyMES en el país y por consiguiente, contribuirían a que el tasa de mortandad empresarial en Colombia, disminuyera  y el número de PyMES y empresarios exitosos aumentara.

·     Comencemos por exigir clases y componentes temáticos dentro de nuestros planes de estudio, al fin y al cabo somos los más beneficiados y quienes decidimos el futuro que nos queremos trazar
.
·      Encontremos lo que nos apasiona y convirtámoslo en una idea de negocio.

·      Busquemos una idea de negocio en donde podamos aplicar lo aprendido en la academia.

Busquemos o creemos espacios para el desarrollo de nuestra(s) ideas de negocio (Bogotá emprende, Conciencia digital, La Pola Social, entre otras).

·      Leamos, investiguemos, creemos, imaginemos, seamos creativos y no procrastinemos[6].

·    Pero sobre todo no nos quejemos tanto, busquemos soluciones y pongámonos manos a la obra.


[1] Las tasas de mortalidad en los países mencionados son: Canadá 10,9%, Estados Unidos 10,4%, Brasil 11,4%, México 10,5%, Colombia 10,52%, España 8,3%, Italia 7,4% y Francia 9,5%. Datos obtenidos en las siguientes páginas: www.statcan.ca; www.census.gov; www.ibge.gov.br; www.inegi.gob.mx; www.gemconsortium.org; www.ine.es; www.istat.it; www.insee.fr.

[2] Startup: Es un término utilizado actualmente en el mundo empresarial que traduce arrancar, emprender o simplemente montar un nuevo negocio y hace referencia como su nombre lo indica a ideas de negocio que apenas empiezan o están en construcción. http://bit.ly/OrDueD


[3] Silicon Valley la mayor zona de producción y financiamiento de Startups de USA y http://bit.ly/1Napu

[4] Modelo Canvas: El modelo Canvas fue desarrollado por Alexander Osterwalder y trata de hacer que el proceso de desarrollo de un nuevo modelo de negocio contemple todos los aspectos claves que la futura organización ha de tener en cuenta viéndolos de forma integrada en un gráfico. http://bit.ly/XnPKxC

[5] Millenials describe a los jóvenes menores de 30 años que buscan un trabajo que no solo les beneficie económicamente sino que además los satisfaga y puedan gozar de cierta libertad, para ahondar más recomiendo visitar el siguiente enlace: http://bit.ly/14Y7YJ5
[6]Procrastinar: Diferir, aplazar, postergar. http://bit.ly/15bxI93




miércoles, 17 de julio de 2013

Comunidades Digitales.



Como es de costumbre empezaré este post agradeciendo a todos los que me han enseñado algo acerca del mundo digital y sobre comunidades 2.0, @sr_mijo @gattodario @eduardoCalvache @tuyoIsaza @spublicistas @cortesmedia @valenpalacios @brmbog @Victor_Amaya_Ad @pepepatino #MartesDeMarcas @creadictos @LopezLuis @UGRColombia @danielripe @marinowilliam y sobre todo a la comunidad aquella (claramente no la voy a nombrar, uno nunca sabe con quién se puede estar estrellando).

Ahora si arranquemos, durante mi experiencia en el mundo digital, he logrado conocer comunidades construidas sobre un sinfín de temas o intereses en común y mucho más en el mundo de la tecnología y la innovación. Absolutamente, todas tienen un común denominador, mantener informada a las personas que habitan su pequeño gran mundo de simpatizantes, también ofrecen beneficios y realizan concursos, así como también interactúan con sus miembros y valoran los comentarios de sus integrantes, sean positivos o no. Es por eso que hoy he decidido contarles algo que me ocurrió hace un par de semanas con una "comunidad" (Si con comillas y todo).

Era un día como cualquier otro, cuando de repente un amigo me escribió por el chat de Facebook para pedirme un voto por un post que había realizado  con el que participaba en un concurso, en el cual hablaba acerca de un evento realizado  hace un par de días atrás, por una marca. La dinámica del concurso me pareció extraña, pues la gente enviaba sus escritos, ellos escogían varios, los sometían a votación y entre los más votados escogían al ganador del smartphone (dicha dinámica la entendí después). 

Hasta acá normal, el problema comenzó cuando al leer el post de mi susodicho amigo, me pregunté: ¿Qué tan diferentes pueden ser los escritos y puntos de vista de los asistentes que fueron al evento y están participando en este concurso? y como se imaginarán me leí uno a uno los 4 o 5 escritos y sin desestimar el trabajo, ni las ideas de nadie, descubrí que el escrito más flojo de todos iba ganando en las votaciones, como no había entendido bien la estructura del concurso (hasta ese momento creía que ganaría el que más votos tuviera) dejé un comentario diciendo que me parecía triste que el concurso premiara al que más amigos desocupados tuviera y no el escrito en sí.

Al día siguiente mi amigo y participante, me dijo: “viejo Andrés entra a la página donde estoy participando y verás”. ¿Y adivinen qué? habían borrado mi comentario. Al ver esto, me dio rabia, y les dejé otro comentario diciéndoles que eran muy poco serios y cuestionaba la razón por la que habían borrado mi comentario y la transparencia del concurso.

A los pocos minutos me respondieron diciéndome que mi comentario lo habían borrado porque, era muy grosero, a lo que respondí que en ningún momento había usado palabras inapropiados y mucho menos atentado contra la integridad de ninguna marca o persona; así siguieron comentarios de ida vuelta en donde me decían que si era un troll y quería plata no iba a recibir nada de ellos, que si yo era un gurú del Social Media les enseñara como era que se hacían las cosas. Al final se hicieron los locos y no me volvieron a responder.

Al comienzo quería hacerles ver mi punto de vista y comentarles un par de errores que había observado; pero, después de eso los provoque para ver hasta donde podían llegar, al no recibir respuesta dejé las cosas así. Supuse que hasta ahí había llegado el asunto; pero, unas horas después me percaté de que el ganador del concurso era casualmente quién más votos tenía y además lo habían anunciado antes de la fecha y hora que estaba establecida en los términos y condiciones. Luego de eso, todo fue un quilombo entre los miembros de la comunidad, los participantes, el ganador, los perdedores, los chismos@s, las diferentes comunidades y grupos por donde se regó la bola, el CM y por supuesto yo.

Toda historia tiene un fin y el fin de esta es mostrarles a continuación mi punto de vista y algunos consejos, por si alguna vez se les ocurre organizar un concurso y se quieren evitar problema y un man tan mamón como lo puedo ser yo.
  1. Definan bien los objetivos del concurso.
  2. Sea cuál sea el premio piensen bien cuál va a hacer la mecánica general del concurso y por supuesto cómo van a elegir el ganador, créame que se ahorrará muchos problemas y nadie pensará que el concurso esta manipulado.
  3. Hagan el concurso lo suficientemente claro para que hasta el más dummy lo entienda.
  4. Creen un plan B, o un protocolo o manual de emergencia para manejar casos especiales y comentarios que no espera recibir.
  5. Si recibe más de un comentario en donde se quejen de la mecánica del concurso, o de algún aspecto en específico replantee las cosas, tantos no pueden estar equivocados del todo.
  6. Respete los términos y condiciones tanto como a su papá y mamá.
  7. No se tome nada personal, nada se lee peor y perjudica tanto una marca como un CM igualándose con un usuario.
  8. Deje el orgullo y la prepotencia de lado, si la embarró pida disculpas, cuesta en el orgullo pero  le cuesta mucho más a la marca y comunidad.
  9. Si no sabe, asesórese.
  10. Respete a su comunidad teniendo en cuenta lo anterior.
  11. Pero sobre todo NUNCA, LÉAME BIEN, NUNCA BORRE UN COMENTARIO. Además de ir en contra de las reglas básicas de Social media, piense que es como si le estuviera callando la boca a alguien en una reunión o diciéndole a uno de sus clientes que lo que dice no importa y/o que él no sabe del tema.

 Imagen tomada de www.cursosymanualesgratis.com

viernes, 12 de julio de 2013

Lluvia de soledades.



Lluvia de soledades que se escurren por mi frente y no me dejan ver.
Lluvia de soledades que mojan e inundan mi ser, les advierto que pronto de ella su calor tendré y al fin ahuyentaré el helante frío que cubre todo mi ser.

sábado, 6 de julio de 2013

La propuesta.


Ella dijo: Juguemos a ser felices y yo dije: las reglas del juego serán simples. Tu serás tu, yo seré yo, caminaremos juntos tomados de la mano y el rumbo exacto se decidirá al unísono de nuestras pisadas.

Fotografía: http://goo.gl/TmoYJ

jueves, 27 de junio de 2013

Oscuros Silencios

A veces me gusta callar, por que en la oscuridad de los silencios se percibe mejor el olor de las ausencias.

Night sky