martes, 4 de junio de 2013

Fidelizar clientes y el arte de enamorar.



Hace un par de días mientras leía mi Timeline, encontré un debate propiciado por la gente de @mkteronocturno (mi recomendado) que tenía como tema, la fidelización de clientes; inmediatamente comencé a pensar en 140 caracteres, lo cual limitó mi punto de vista y dio como resultado siete intentos de tweet; sí, siete y creería que fueron más…siempre me faltaba algo por mencionar y fue así, como entendí que el arte de fidelizar clientes es tan complejo y desafiante como conquistar a la persona que nos gusta. Quizás está cuestionando mi cordura; pero, si considera lo siguiente, probablemente yo no esté loco  o estemos locos los dos, veamos entonces:
©      Para poder conocer ese chic@, primero debe mirarlo desde lejos, analizarlo, saber cómo se viste, qué le gusta, con quienes interactúa y muy importante que tiene en común con sus amigos. En términos de captación y fidelización de clientes ¿Les es familiar esto?...investigación de mercados, ¿les suena? si, su respuesta es SÍ, continuemos entonces…

©      Luego de observar y analizar, usted debe acercarse y ofrecer además de una buena charla, algo diferente al resto de pretendientes, que logre identificarlo y genere la suficiente motivación y curiosidad para “considerarlo” más que una opción. Eso mismo hacen todas las marcas con nosotros, nos seducen todo el tiempo con argumentos diferenciadores y dinámicos; si no lo cree, piense ¿por qué marcas como Coca-Cola están en Twitter? (@cocacolaco).

©      Supongamos que usted fue el (la) elegid@ y ahora disfruta felizmente del título de novio(a) y es en ese momento cuando viene la más ardua tarea, de mantener lo que con mucho o poco esfuerzo tiene a su lado.

Ahora bien, si usted ha pasado por esto, sabe que tener bonitos detalles y sorpresas, jamás estará de más; así, como tampoco decirle a esa persona, cuán importante es para usted y compartir juntos muchas experiencias positivas. Por último recuerde esta máxima universal que aplica para toda clase de relaciones, “cumpla lo que promete”; porque, si no lo hace seguramente llegará otro(a) que si lo haga, o peor aún, le terminen siendo infiel.

Si leyó detenidamente se dio cuenta que todas y cada una de las cosas que describí anteriormente, las hacen las marcas, por ejemplo: Cuando usted se deja tentar y compra un nuevo producto, se siente identificado con él; pero, este idilio puede acabar en cualquier momento, si la marca no lo fideliza y le hace ver una buena propuesta de valor.

Piénselo y si, es de su agrado brinque de marca en marca hasta que sea feliz, finalmente a ninguna le va a romper el corazón.

Gracias por leerme y no se olvide de darme su opinión en @andresyermanos

#AbrazoDigital

No hay comentarios:

Publicar un comentario